THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
MENÚ
24 septiembre 2013
Bueno, bonito y barato
por Cristina Mitre

Varias veces me habéis pedido que comparta con vosotras mis apuestas de belleza a buen precio. Voilá, este finde me he sumergido en mi baño para rescatar algunos de mis incondicionales. Mi neceser es como un buen fondo de armario: tengo algunas piezas básicas de grandes marcas que combino sin problemas con algunos caprichos lowcost.

Esto es sólo un avance, poco a poco, os iré descubriendo otros imprescindibles low chic.

BBB

Quitaesmalte milagroso de Bourjois (8,20 €) Me parece súper cómodo. El bote incorpora una esponja empapada en quitaesmalte así que, con sólo girar el dedo en el interior, dices adiós al esmalte de uñas. El sueño de cualquier beauty vaga. Aunque le han salido muchos competidores, lo mejor de esta fórmula es que no tiene acetona ni parabenes (conservantes que en ocasiones pueden irritar las pieles más sensibles).

Liquid Ink Eyeliner de Essence ( 2,79 €) Pequeño pero matón. Un eyeliner líquido con un pincel aplicador súper preciso. Pocos pueden dar tanto por tan poco. Hay, además, una versión waterproof. Perfecto hasta para las menos mañosas.

Laca Elnett (4, 99 €; 200ml) Me chifla todo. Desde su envase retro, hasta su aroma que me transporta a mi infancia. Es de los pocos productos de styling que utilizo. Tras pasarme la plancha, siempre vaporizo un toque de esta laca sobre el flequillo. ¿Resultado? Pelo liso, a prueba de humedad, durante horas. Es tan ligera que se va con un sencillo cepillado. Uno de esos clásicos que son una apuesta segura.

Le Petit Marseillais Loción corporal (4,80 €) No es la primera vez que alguien en redacción al tocarme los brazos me pregunta qué crema me he puesto. Lo tiene todo: huele de maravilla, hidrata mucho (gracias al poder nutritivo del karité, las almendras dulces y el aceite de argán) y se absorbe rápido. ¿Alguna razón más para comprarla? Sí, su precio.

pH5 Olegoel de Ducha pH5 , de Eucerin (7,50 €; 200ml) Reconozco que tengo predilección por esta firma de farmacia. De hecho, su crema hidratante fue la primera que utilicé de niña. Me la traía mi tío Pedro de Cofas. ¡Qué recuerdos! Pues este gel de ducha es otro de los clásicos de la firma. Una potente fórmula hidratante gracias a los lípidos que incorpora y que son muy afines a los de la piel. Además, para asegurar una nutrición diez, no contiene jabones alcalinos (que resecan en exceso), colorantes o conservantes. Ideal para pieles reactivas.

Crema Tres Áreas de Cuidados Intensivos de Olay Regenerist, 32,50 € Uno de los handicaps que le veo a muchas cremas de gran consumo es que la mayoría están demasiado perfumadas. Quizá el problema sea mi pituitaria, que es demasiado sensible. Creo que una crema es buena no sólo por la tecnología que la avala, primero me tiene que conquistar por su textura y su aroma. Éste es el caso de esta hidratante de Olay que se presenta en una versión sin perfume para narices sensibles como la mía. La fórmula es un potente cóctel antiedad a base de péptidos (cadenas de aminoácidos) y extracto de té verde. Además, me gusta mucho su textura fundente.

Champú Miracle Light de Aussie (5,99 €) Que el pelo te siga oliendo a limpio a los dos días de haberlo lavado es muchas veces misión imposible. Me gusta no sólo por su poder hidratante, sino por ese característico olor a chicle dulce que deja en mi melena. Durante años, volvía de Londres cargada con varios botes de este champú ( y su tratamiento intensivo Three Minute Miracle) ahora ya no hace falta.

Desodorante Secret Powder Fresh Me temo que éste no lo vais a encontrar en España, pero si viajáis a Estados Unidos debería estar en vuestra lista de la compra. Tengo unas axilas bastante sensibles y enseguida se irritan por culpa del desodorante. Con éste no me pasa. Deja una sensación seca (porque es en barra) y un aroma a “limpín y fresquín” que me encanta. Eso sí, si te vas a poner algo negro espera a que se seque un poco porque es probable que deje alguna marca.

Labial Color Boost, de Bourjois (11,90 €) Completamente adictivos. Los tonos Orange Punch (un ligero naranja) y Peach on the beach (un favorecedor rosa claro) son mis favoritos. La fórmula es súper ligera, ultrahidratante, con un suave toque de color y, además, con SPF 15. Para que el lápiz no pierda su forma, no lo apliques con la punta, arrástralo de lado a lado de la boca.

Gel de ducha Exfotonic, de L’Oréal Paris (14,95 €) Ya os he hablado muchas veces de este gel exfoliante. Es uno de mis básicos de “toda la vida”. Si alguna vez L’Oréal Paris decide retirarlo de la venta me veo recorriendo los supermercados de Madrid en plan peregrinaje. Es ideal si te da pereza exfoliarte y, además, se puede usar a diario. Su aroma es súper equilibrado, porque no es demasiado intenso pero sigue oliendo a limpio. Además de la exfoliación física que realiza su textura granulada, incluye AHA’S (alfahidroxiácidos), que realizan un peeling químico, eliminando todas las células muertas de la superficie de la piel y devolviéndole el brillo.

BB Cream Nude Magique ( 9,95 €) de L’Oréal Paris

Ya sabéis que soy más de texturas polvo para maquillarme (Los Laguna de Nars, Les Beiges de Chanel y The Celestial Bronzing Veil, tono Tropical Days, de Kevyn Aucoin son mis favoritos) pero si tuviese que elegir una BB Cream, buena, bonita y barata, sería ésta de L’Oreal Paris. La cobertura es bastante ligera y, con una mínima cantidad, cubres bastante piel. Sólo la aplico en zonas con imperfecciones (para tapar un poco las manchas de las mejillas, etc). Un pero: sólo tiene SPF 12 así que no es mala idea usar un SPF más alto debajo de ella.

Espero que os haya resultado útil. Ya sabéis que podéis seguirnos en Twitter (@thebeautymail) en nuestra página de Facebook y en Instagram (@thebeautymail). Stay tuned!

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *