THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
MENÚ
22 noviembre 2012
El frotar se va a acabar
por Cristina Mitre

Cuando veo a una chica aplicarse el maquillaje o una hidratante no puedo evitar contemplarla. Y casi en el 90% de los casos veo en vivo y en directo “automaltrato”. Muchas se extienden la crema a bofetadas o autoflagelándose, y los polvos de sol moviendo la brocha como si estuviesen puliendo el suelo. Pero, sin duda, lo más drástico es el desmaquillado de ojos. Frotamos esa delicada zona como si no hubiese mañana o tuviésemos que sacar la manchas más rebeldes. El resultado: ojos llorosos e irritados y una zona que, de por sí ya es sensible, completamente enrojecida. Los efectos ahumados, las sombras ricas en pigmento, los eyeliners en khôl y las máscaras waterproof son difíciles de eliminar, pero con un par sencillos trucos podremos desmaquillarnos sin problemas. ¡El frotar se va a acabar!

Tres de mis desmaquillantes de ojos favoritos

1. Lávate las manos y si usas lentillas, quítatelas.

2. Elige bien la fómula. Yo tengo dos marcas a las que siempre vuelvo. Gentle Make Up Remover de Avéne (12,90 €), es una fórmula específica para ojos sensibles. Y, de hecho, cumple la promesa, porque no hay ni rastro de irritación, gracias a su fórmula que incluye agua termal y bisabolol, un derivado de la manzanilla, que calma la zona. Un plus: su sedosa textura acuosa se distribuye muy bien. Mi otra fórmula must es Bi-Facil de Lancôme (36,90€), un producto bifásico (una fase en aceite y otra en agua), una textura muy habitual en este tipo de fórmulas desmaquillantes. No da nada de grasa.

Cuando viajo, siempre me llevo esta talla mini del desmaquillante de ojos de Nars (Gentle Oil Free) porque me resulta muy útil. Cuando salgo por la noche, si llevo los ojos ahumados, siempre meto en el bolso bastoncillos, para poder hacer retoques o eliminar el eyeliner si se ha corrido. Basta con mojar la punta con un poco de agua para eliminar imperfecciones.

Entre algodones

 

3. Opta por los discos y los bastoncillos. Lo primero que hago es empapar bien el disco de algodón con el desmaquillante. Lo coloco sobre el ojo y lo dejo actuar durante unos segundos. Luego, arrastro el algodón por la superficie del ojo, de arriba a abajo, pero sin frotar. Para aprovechar bien el algodón, uso las dos caras.

4. Copia a las asiáticas. En Japón aprendí a desmaquillarme los ojos de verdad. Las niponas utilizan bastoncillos para desmaquillar una a una las pestañas. Con los ojos cerrados, arrastra el bastoncillo, empapado previamente en desmaquillante, por todas las pestañas, de la raíz a la punta. Quedarán algunos restos en el contorno de ojos, que podrás eliminar con el algodón o el bastancillo. Se acabó levantarse por la mañana como si fueses un oso panda. Los bastoncillos rosas de la imagen me los compré en un viaje a Japón.

5. Dale al agua termal. Para que la piel no se irrite y dar un extra de frescor, vaporizo sobre el rostro y los ojos un toque de agua termal. ¡Y listo! Nunca utilizo contorno de ojos, ni siquiera de día. Mi truco es usar un extra de mi crema hidratante por toda la zona. Si ves que por las mañanas te levantas con muchas bolsas, toma un buen vaso de agua antes de acostarte e intenta dormir ligeramente incorporada.

Espero que os haya resultado útil. Ya sabéis que podéis seguirnos en Twitter (@thebeautymail) en nuestra página de Facebook y en Instagram (@thebeautymail). Stay tuned!

 

 

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *