THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
MENÚ
23 septiembre 2014
La mejor inversión de belleza: una sonrisa bonita
por Cristina Mitre

A través de las redes sociales muchas me habéis preguntado por mi ortodoncia. Así que en este post os voy a contar cómo ha sido la operación “sonría, por favor”. Aviso para los que leen en vertical: este post van en contra de todas las reglas sobre cómo debe escribirse en el universo online, porque “es más largo que un día sin carbos” pero es un tema complejo, así que me he extendido un poco para poder resolver vuestras dudas, que seguro son las mismas que tuve yo cuando opté por la ortodoncia.

En este periplo de más de año y medio probé dos sistemas: Invisalign y brackets y me puse en manos del Dr Javier Canut (además de gran experto, es un tipo genial) a quien he acribillado a preguntas sobre los dos sistemas.  La verdad es que ésta es, sin duda alguna,  la mejor inversión de belleza de mi vida. Una boca sana y bonita es el mejor tratamiento beauty del mundo y el día que me quitaron los brackets, simplemente aluciné con el cambio.  Pura magia. Veréis las fotos del antes y del después y, aunque mi boca a simple vista, “tampoco estaba tan mal” tenía mucho margen de mejora (y a las fotos me remito).

radio

Esta es una radiografía de mi boca: Tres implantes, ni una muela sin empastar y una endodoncia.

Pero antes de decidirme por la ortodoncia, primero me hice, hace ya unos años, un pequeño “make over” en la Clínica Rosales de Estética Dental. El Dr Morillo y su equipo me blanquearon los dientes y me hicieron un pequeño contorneado (limar los dientes). Y el cambio ya fue muy evidente. Estas son las fotos de después del contorneado. Siento no tener imágenes de antes del blanqueamiento. Me hice el blanqueamiento con sesiones en consulta y con unas férulas en casa en las que aplicaba un gel (a base de peróxido de carbamida) que es lo que blanquea la dentina. Fue un tratamiento muy progresivo y con un resultado muy natural. Desde entonces no me los he tenido que blanquear y de esto hace ya más de nueve años.

antes

Antes del contorneadodespues

Después del contorneado

MITRE, CRISITINA - FOTOS FACIALES - LABIOSAntes de la ortodoncia

retro-piños-web

Resultado final 

¿Qué son mejores los brackets o el sistema Invisalign?

Los sistemas de brackets (brackets y arcos de alambre) son, por ahora, la herramienta biomecánica más eficaz para mover los dientes y conseguir los mejores resultados en el menor tiempo posible. Van pegados directamente sobre la superficie exterior del diente, por lo que trasmiten las fuerzas con mayor precisión que otros aparatos y permite al ortodoncista controlar la fuerza y dirección que se necesita para mover los dientes de manera previsible y sin dañarlos. Además, no necesitan de la colaboración del paciente porque van fijos a los dientes y están funcionando 24 horas al día, los 7 días a  semana. En general, van cementados/adheridos en la superficie externa de los dientes. Una vez superadas las pequeñas molestias y rozaduras de los primeros días, no molestan al hablar ni al comer, no hay que ocuparse de ellos más que para cepillarlos bien y son relativamente cómodos e imperceptibles al cabo de unas semanas”, señala el Dr Canut que tiene una dilatada experiencia como ortodoncista.

“Es cierto que las rozaduras de los aparatos y los alambres en la cara interna de la mejillas y labios puede ser molesta los primeros días y, además, dificultan la higiene de dientes y encías, por lo que hay que aplicarse y dedicar algún minuto más al cepillado dental. Además, al ir situados en el exterior son perceptibles al hablar y sonreír”, señala el experto.

Ahora, se está trabajando para “conseguir brackets cada vez más pequeños y estéticos, sin perder por ello la eficacia. Un ejemplo son los brackets cerámicos (‘de zafiro’), translúcidos o transparentes (mejor los primeros; blanco mate que los transparentes, porque estos últimos brillan demasiado cuando les da la luz). Se fabrican con nanotecnología para que sean ‘camaleónicos’ y así pasen casi inadvertidos”.

¿Yo que utilicé? Tras llevar Invisalign casi un año, había un diente que no conseguíamos mover así que opté por los brackets. Sólo llevé brackets en los dientes superiores, los más blancos (‘Clarity – Advanced’ Unitek–3M) de cerámica translúcida (no transparente), tamaño mini. La verdad es que no se notaban mucho. Aquí la prueba.

dientes

Yo y mis brackets

En mi caso para alinear y ‘abrir’ mi sonrisa el Dr Canut optó por una serie de arcos (alambres) con un recubrimiento blanco (Teflon) para favorecer la estética. “Estos alambres están confeccionados de aleaciones de metales super-elásticos muy sofisticados (utilizamos materiales derivados de la tecnología aeroespacial como el Titanio, Molibdeno, etc.) para favorecer el movimiento suave y constante de los dientes”.

“En los dientes inferiores, sin embargo, no es conveniente poner brackets de cerámica, ya que ésta es más dura que el esmalte y daña y desgasta los dientes al contactar, así que utilizamos brackets de policarbonato (acrílico duro) pero con la ranura metálica;  son estéticos, funcionan igual de bien que lo brackets metálicos, pero si chocan con los dientes superiores lo que sufre y se desgasta o despega es el aparato y no el diente”, aclara el experto.

El sistema Invisalign  según el experto es ” la mejor opción cuando uno no puede o no quiere llevar aparatos fijos. Se trata de una sucesión de un número de férulas finas o ‘alineadores’ que se van usando consecutivamente de manera programada al inicio. Es necesario utilizarlos 21-22 horas al día hasta que se llega al resultado final deseado”.

A favor Los aparatos son finos, transparentes y por tanto muy discretos. Son de quita y pon, y puedes quitártelos para comer y cepillarte los dientes, lo que facilita la higiene oral mejor que los aparatos fijos. Sin embargo, es indispensable colaboración y disciplina por parte del paciente.

En contra 

1. “Los tiempos de tratamiento son similares cuando se trata de alinear dientes apiñados aunque a veces es difícil realizar algunos movimientos y conseguir un acabado óptimo. Para mejorar su eficacia, en la actualidad Invisalign coloca unos ‘ataches’ o topes pegados en la cara exterior de los dientes que permite a los aparatos ‘agarrar’ mejor los dientes y así puede realizar movimientos más complicados con más precisión. Pero a cambio, estos topes están fijos y por tanto, interfieren ligeramente en la comodidad y cosmética de la dentadura”, señala el experto.

2. “No están indicados en los problemas de oclusión (alteraciones de la mordida), en apiñamientos severos ni en los tratamientos complejos (extracciones, problemas esqueléticos, tratamientos que requieran cirugía, etc.)”.

3. “Es más caro porque todo el proceso de planificación y confección de los aparatos es hecho a medida para cada caso con tecnología 3D y fabricado en bioplásticos de última generación”.

4. “El resultado depende totalmente de la colaboración del paciente. Sin trampas ni excusas. Si no se cumplen las 20-22 h al día (todos los días) es difícil conseguir unos resultados óptimos y previsibles en el tiempo deseado; los tratamientos se alargan y/o no se acaban bien”.

“Invisalign requiere al ortodoncista mucho trabajo previo en la planificación y diseño del famoso ‘clin-check’.  Hay que estudiar y modificar los pasos del clin-check que proponen hasta 6-7 veces; si no lo estudias bien y no le dedicas tiempo estos tratamientos se alargan y nunca acaban bien bien”, concluye el Dr. Canut.

Mi opinión después de haber llevado los dos sistemas

Una compañera de ELLE me dijo que me ponía brackets porque no estaba soltera. Bueno, lo de estar casada no me exime de querer verme guapa, pero lo cierto es que después de haber probado los dos sistemas, personalmente, me quedo con los brackets. Porque, aunque el día que te “aprietan los hierros” te acuerdas del dentista y de todos sus antepasados, en mi caso, me pareció mucho más cómodo (sólo los llevé en los dientes superiores). Literalmente, te olvidas de que lo llevas puesto (aunque los primeros días te sale alguna que otra heridita). Al final, las férulas del Invisalign, pese a la mucha higiene, terminan cogiendo un poco de “prestancia”. Por no hablar de los dramas cuando los aparatos han terminado, accidentalmente, en la papelera o en el lavavajillas. Sí que es cierto que con mi bruxismo el Invisalign me resultaba muy cómodo para no apretar los dientes todo el santo día.

Cuáles son los brackets más utilizados y qué diferencia hay entre ellos

La primera clasificación  viene dada por dónde van colocados: en la cara exterior del diente (vestibulares o bucales) o por detrás (linguales).

Los bucales o externos De este tipo los hay estéticos (cerámicos o plásticos) o metálicos (en acero  u oro). “Los estéticos son exactamente igual de eficaces que los metálicos”, dice Canut. Aunque el experto advierte: “Los chinos están invadiendo también el mercado de la odontología con precios (y calidad) de risa para desgracia de los pacientes”.

“Cada bracket en el mercado tiene un diseño ligeramente diferente en función de la marca o de la técnica utilizada, pero son todos buenos (sobre todo los fabricados en Estados Unidos y algunos de Alemania). Cada ortodoncista elige un tipo de bracket y una técnica en función del caso y de su conocimiento y habilidades”, añade.

¿La última moda? Los brackets ‘Autoligables’ (Sistema Damon, Smartclip, etc.), “que se diferencian en el modo en que el bracket sujeta el alambre (llevan una tapita y no necesitan gomitas/alambritos). Se anuncian como más rápidas y mejores, pero las publicaciones científicas demuestran, con la evidencia de los datos en la mano, que no es verdad”, asegura Canut.

Técnicas linguales “Han avanzado muchísimo en estos últimos cinco años gracias, sobre todo, a la colaboración de la mejor tecnología alemana con la mejor compañía norteamericana de productos de ortodoncia (3M y su filial UNITEK)  y han creado un sistema de aparatos y alambres (sistema ‘Incognito’), confeccionados en Alemania, y a la medida de la cara lingual de los dientes de cada paciente. Además, están fabricados en oro para conseguir que sean más finos y resistentes. Los alambres vienen también pre-doblados por manos robóticas para conseguir una mayor precision”.

A favor

Son imperceptibles, casi invisibles, al ir por detrás del diente. Al ser fijos y ajustados con precisión informática, se puede conseguir terminados sobresalientes y realizar tratamientos complejos (extracciones de dientes, etc.).

En contra

“Están en permanente contacto con la lengua, un órgano que no para de moverse y que es muy sensible a las rozaduras y pinchazos. Los dientes inferiores pueden contactar con los aparatos superiores al cerrar, lo que interfiere ligeramente en la masticación y, a veces, esto provoca pequeños problemas en los aparatos (se pueden despegar o deformar sobre todo en personas que aprietan o rechinan los dientes por la noche.

Retienen mucho la comida y son de más difícil acceso y más difíciles de limpiar. De todos los sistemas, las técnicas linguales son las  más problemáticas  en el mantenimiento de una adecuada higiene  bucal, con las consecuencias que eso trae (inflamación de encías, mal aliento, retraso del tratamiento, etc).

El acceso y manipulación de los aparatos es más dificultoso, por lo que las citas son más largas y laboriosas.

Son técnicas complejas que requieren de formación y experiencia, sólo para especialistas con mucha experiencia.

Los materiales y la tecnología usada es más cara. A lo que hay que sumar el tiempo y esfuerzo extra que supone para el equipo de trabajo en cada visita. Por eso el sistema lingual es el más costosos y tengan un precio más elevado”.

En qué  casos es más recomendable el Invisalign, ¿y los brackets?

“Los brackets en casi todos/todos los casos. Si yo puedo elegir, siempre brackets externos.

Si la necesidad estética es máxima, no se pueden ver los aparatos pero es ‘demasiado’ para Invisalign, utilizo los brackets linguales. O si el paciente lo demanda.

Invisalign los uso cuando necesito un aparato estético y removible, que permita al paciente retirarlo cuando necesita presentarse sin ningún aparato en los dientes.

En general, Invisalign es una herramienta adecuada para corregir apiñamientos y problemas no muy complicados en pacientes que estén dispuestos a colaborar totalmente. Por eso, no es muy recomendable en niños y adolescentes”.

¿Tienen estas ortodoncias algún tipo de contraindicación?

“Cuando las realiza un odontólogo especialista en ortodoncia un tratamiento de ortodoncia mejora en general siempre la salud y la longevidad de la dentadura, de las encías y periodonto, por no hablar de la ganancia estética en la belleza de la cara y el atractivo de la persona”, concluye el experto.

“En general, si tienes dientes, se pueden mover independientemente de la edad (no así los huesos maxilares). Estaría contraindicado mover los dientes en pacientes con problemas periodontales muy severos y gran movilidad dentaria. Por otro lado, estaría contraindicado utilizar aparatos en la boca, sobre todo los fijos, en ausencia de higiene o colaboración alguna por parte del paciente o en personas con problemas psicológicos y/o desórdenes alimenticios”.

¿El estudio previo que se realiza con cada sistema de ortodoncia es el mismo? ¿Qué incluye?

“En general, siempre necesitamos unas radiografías (Ortopantomografía y Lateral del cráneo), unos moldes de los dientes y unas fotografías de los dientes y de la cara en diferentes posiciones y expresiones (labio cerrado, entreabierto, sonrisa). Con ellas analizamos el problema de cada caso y planificamos individualmente el tratamiento para cada paciente. Cada caso es  diferente y requiere soluciones distintas”.

Las pruebas para el diagnóstico del problema son independiente de la técnica utilizada, “lo que pasa es que algunas técnicas (Invisalign, Incognito, etc.) requieren además de unos moldes concretos muy precisos para confeccionar sus aparatos a la medida de cada paciente. Hoy en día ya está empezando a aplicarse el escaneado 3D de la dentadura directamente en la boca para así evitar las molestas impresiones con siliconas”.

El diagnóstico previo es fundamental. Los ortodoncistas estudiamos la posición y tamaño de los huesos de la cara, de los dientes y de los tejidos blandos que componen el perfil facial (nariz, labios, barbilla). Planificamos previamente los movimientos que vamos a hacer para corregir los problemas dentarios y qué incidencia va a tener la nueva posición de los dientes en los labios y la estética facial”.

¿Qué pasa si aún tenemos las muelas del juicio? ¿Y con los implantes?

“Las muelas de juicio son un problema porque pueden desplazar los dientes cuando intentan erupcionar. Si no caben, empujan al resto y pueden estropear el resultado del tratamiento. Para solucionar o prevenir esta circunstancia muchas veces se extraen, necesitando a veces una intervención quirúrgica.

Pero no siempre es necesario hacerlo, ni la culpa de que se estropee lo conseguido con ortodoncia es siempre de las muelas de juicio; el principal factor deformante es la edad y el uso… y la gravedad. Con los años los arcos maxilares se van estrechando y retrayendo (por eso los ancianos tienen ese perfil cóncavo y esos labios tan finos) y los dientes se quedan sin espacio y se apiñan. Este apiñamiento se acentúa con la edad, particularmente en los dientes inferiores. Y aquí es donde entra en juego la gravedad, ya que los labios se vuelven más laxos y caen, ocultando los dientes superiores y dando un protagonismo estético principal a los dientes inferiores, sobre todo, al hablar”.

En cuanto a los implantes, “pueden ser una ayuda o un incordio al tratamiento porque, una vez colocados, es imposible volverlos a mover por lo que suponen un magnífico punto de anclaje y apoyo para los aparatos. Sin embargo, algunas veces queremos ensanchar la sonrisa y los implantes no lo permiten. En general, los implantes son siempre una ayuda, de hecho, utilizamos pequeños ‘micro implantes’, mini tornillos de quita y pon que colocamos en el hueso de las encías para apoyarnos y conseguir hacer movimientos muy difíciles o cuando faltan las muelas posteriores. Cuando se va a reponer una muela lo normal es hacer primero la ortodoncia y al final, colocar el implante y ajustar la corona a la nueva posición de los dientes”.

¿Cómo es el mantenimiento post ortodoncia?

De por vida si queremos detener el deterioro provocado por el uso y el paso del tiempo. Se realiza con aparatos fijos invisibles y/o aparatos removibles que se usan para dormir. Los retenedores fijos van pegados por detrás de los dientes anteriores, de canino a canino, y están confeccionados en acero inoxidable, fibra de vidrio u oro. Ventajas, máxima retención a largo plazo y no hay que ocuparse de nada. En contra, dificulta el uso del hilo dental y la higiene de las encías”.

“Los retenedores de quita y pon son de diferentes tipos. Prefiero las férulas finas cuando creo que el paciente aprieta o rechina los dientes por la noche. Si hay síntomas más acentuados de bruxismo (dolor de cabeza tensional, dolor articular, etc.) coloco una férula de relajamiento (más gruesa y más incómoda también). También están las placas de acrílico que no cubren los dientes y los sujetan con un arco de alambre externo. Todos están pensados para usar unas 8 horas/día, mejor por la noche que dormidos es cuando menos controlamos la musculatura y más se aprietan los dientes”.

Precios aproximados de cada sistema

“Cuanto más sofisticado, más caro el material del que está confeccionado y más individualizado y “hecho a medida” sea la fabricación del aparato, más costoso será sistema  y el presupuesto. El precio final también depende de la duración del tratamiento determinada a su vez por la complejidad del problema a corregir”.

Aunque he de añadir que muchos especialistas permiten ir haciendo pequeños pagos con cada consulta.

Brackets fijos externos

– Brackets  Metálicos: entre 2.500 – 3500 €

– Brackets  Estéticos: entre 3.500 – 4.550 €

– Brackets Autoligables: 4.500 – 5.750 €(Damon estéticos 6.000-7.500 €)

Brackets Linguales

Sistema ‘Incognito’: 5.500 – 6.500 €

Invisalign

‘Lite’(tratamientos cortos 14-24 alineadores, un refinamiento incluido): 3.700 – 4.200 €

‘Full’(tratamientos normales 25-50 alineadores, dos refinamientos incluidos): 4.500 -6.500 €

 

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios
  • Jessica dice:

    Menudo exitazo el del post, yo llevo brackets de zafiro y esto encantada, tambien contemple Invasiling, pero con mi bruxismo y el desplazamiento de dientes iba a ser dificil, estoy encantada!!! Mi muela del juicio la analizaron y vieron que estaba tocando un nervio, sacarlo podría suponer la perdida de sensibilidad, asi que… me quede con ella, que además no tiene pinta de que vaya a afectar al resto de dientes. Muchas gracia por la informacion, me reafirma en que hice una buena eleccion.

  • lucia dice:

    hola Cristina, la verdad que tienes toda la razón. Yo también inverti en mejorar mi sonrisa y la verdad que estoy muy contenta con el resultado.
    El problema que veo yo es que desde que me han quitado los brackets y estoy con los retenedores los dientes se han empezado a mover otra vez….y eso que soy superconstante con las horas que tengo que llevarlos al dia….
    He hablado con otras personas que también han llevado brackets y les ha pasado lo mismo…. entonces mi pregunta es los dientes son como la piel que tienen memoria? Dentro de un tiempo habrá que volver a ponerse los brackets dos años más? Hasta cuanto es posible que vuelvan a su estado original?
    Si alguien me sabe dar respuesta agradecida, sino en próxima consulta se lo haré saber al dentista a ver que me dice…
    Saluditos.

  • welbachic dice:

    Buenos días
    Critina muy interesante tu post, lo he leido con detenimiento porque estoy en proceso de cambiar mis dientes y estoy un poco desorientada.
    Mi problema no eran si mis dientes estaban mal o bien alineados sino que tengo un bruximo tan fuerte que los tenía supergastados y parecian los de una viejecita que no correspondia con los 43 años que tengo
    Pedi varias opiniones para mejorar mi sonrisa y cada uno me daba una solución diferente que si fundas de porcelana, que si de cerámica, que si me tenía que quedar como estaba e intentar evitar en la medida de lo posible mas desgaste.En resumen que no sabía que hacer
    En una de las visitas que a veces hago a Madrid se me rompio un diente y la primera clinica que me atendio fue una, que conoci a través de varias blogers.Me hicieron un estudio superexhaustivo y me dijeron que me arreglarian mi problema y que mi sonrisa quedaría espectacular.
    De eso hace un año, he llevado invisaling durante 8 meses y si que he notado un cambio en la alineación de mis dientes pero ahora los distintos médicos de la clínica no saben si continuar con mas aparatos o ya empezar con el tratamiento de estetica.
    Yo pague todo el tratamiento por adelantado mas de 13000 euros para que me hicieran un descuento y en él , el invisaling era algo que no me subía mucho el presupuesto, lo caro eran las carillas y las reconstrucción de mis gastadas muelas, .El problema es que,..el medico que me lleva ahora no es el mismo que me hizo el estudio y no esta del todo de acuerdo con el tratamiento original y que fue el que yo pague, ahora me hablan de implantes, fundas… intervenciones que no he pagado y que no están incluidas en el presupuesto.
    Por eso estoy descontenta porque a estas alturas del tratamiento no se que va ocurrir y por supuesto no quiero pagar mas, si ellos no contaron en un primer momento con ponerme un implante no quiero que me lo cobren ahora.
    Perdona por este comentario tan largo pero he querido comentar mi experiencia para hacer incapie de que cuando alguien se haga un tratamiento que se ponga en las mejores manos y pregunte todo y no deje ningún cabo suelto.
    Y por último yo no soy rica, todo el dinero que tenía ahorrado lo he invertido en mis dientes, es cuestión de prioridades, por lo que veo un poco exagerado el comentario anterior cada uno se gasta el dinero en lo que puede y quiere
    Un beso
    Isabel

    • Cris dice:

      Hola, soy odontóloga y , leyendo tu comentario, probablemente hayas caído en manos de una franquicia dental (tipo vitaldent). En estas franquicias suelen trabajar compañeros muy honrados y buenos profesionales, pero el problema es quién están detrás de ellos: empresarios para los cuales tu boca es un negocio. Te aconsejo que vayas a una consulta dental privada y te pongas en buenas manos antes de que sea demasiado tarde.
      Suerte

  • Carla dice:

    Hola,

    Yo llevo un año arreglándome la boca ( por que se me pican con solo mirarlos) poco a poco y haciendo extracciones para tener espacio en la boca.

    Ahora en octubre empiezo con los brackets. Soy autónoma y tengo 21 años, lo que quiere decir que no me sobra el dinero. Chicas, una se puede arreglar la boca poco a poco, sin necesidad de darle al ortodoncista los 3000 € de golpe.

    Me parece que la información que has dado es genial por que mucha gente no se lanza por miedo a los precios.

    Felicidades.

  • Sandra dice:

    Muy bien explicado y detallado todo.
    Tengo 40, llevo brackets cerámicos desde hace unos meses y estoy encantada. Creo también firmemente que es la mejor inversión Beauty que he hecho y me arrepiento de no habérmelo hecho antes.
    Respecto a lo que comenta María, no estoy de acuerdo: los precios son altos, pero no desorbitados. Yo estoy con un muy buen dentista, que también permite financiación y me lo quito todos los meses de otros gastos que considero más superfluos. Aunque no tengo una economía desahogada, y con los tips de Cristina Mitre, bloggers y revistas he aprendido a organizarme mejor, conocer buenos productos ajustados a mi presupuesto, correr (más barato, imposible), nadar en una piscina pública de forma regular durante todo el año, depilaciones, pelu y manipedis en casa, y combinar prendas de otras temporadas con algunas baratitas de nueva tendencia. Por supuesto, ni puedo ni pretendo comprar mucho de lo que aparece en las revistas o en los blogs de moda, pero, en todo caso, me hacen soñar y me parece fantástico que quien quiera (y pueda) se lo permita. Para mi, lo importante es ir dando pequeños pasitos para ir consiguiendo una versión mejor de mi misma… Y eso no tiene límite ni precio 🙂

  • MariaC dice:

    Hola!
    Yo acabé hace un año el tratamiento, en mi caso, con brackets estéticos.

    Tenía bastantes problemas en la boca, mucho apiñamiento en la parte inferior y en la superior, directamente había un diente que estaba detrás de todos los demás.

    Después de los dos años de tratamiento, estoy absolutamente encantada. Es lo mejor que he podido hacer!

    Por aportar otro punto de vista, en mi caso, lo realicé cuando me fue económicamente posible, es decir, a los 35 años!

    Me hice un seguro dental (7€ al mes) y el tratamiento con los brackets cerámicos, me costó en total, unos 2000€. De los cuales 1200 fueron pagados en 18 cuotas.

    Evidentemente, yo no lo recomendaría si tienes que dejar de comer para pagar el tratamiento. Por eso me esperé yo tantos años… Pero si se puede, y es necesario… es lo mejor que podréis hacer jamás.

    Para mi ha supuesto una diferencia brutal. De no sonreír en ninguna foto (y que conste que no estaba acomplejada, que me reía igual que ahora…) a sonreír automáticamente cada vez que veo una cámara delante…

    No me han quedado perfectos (ya digo que en mi caso tenía bastantes problemas a corregir) pero la diferencia es, espectacular.

    Un saludo

  • Rosario dice:

    Hola Cristina,
    Genial la info.
    En mi casa han usado hace muchísimos años los brackets mis dos hermanas y puede que en un futuro lo haga yo.
    Si hay algo que nos ha inculcado mi madre es cuidar la salud y la higiene bucal siempre. A mis padres no les sobraba el dinero,pero en salud sí se invertía. Mi opinión personal es que si quieres puedes. Si encuentras un dentista serio y de confianza, puedes ir pagando poco a poco los tratamientos y eso está al alcance de todos (así lo hicimos nosotros durante años) y como no se podía todo de golpe se iba haciendo poco a poco.
    Para mi esto no es una cuestión de vanidad, sino de salud y me alegro muchísimo que cada vez haya más gente consciente de ello. Una cosa son blanqueamientos dentales, que eso ya es a gusto de cada uno; así que gracias por la info de nuevo.
    Saludos

  • Ana Albadalejo dice:

    Yo también llevo Invisalign. Es una maravilla!

  • María dice:

    Pues útil lo que se dice útil no es, porque los precios están fuera del alcance de cualquier persona normal. Desde luego, los que trabajáis para las revistas de moda vivís en otro mundo, absolutamente alejados de la vida real, y sin ningún pudor en mostrar las vanitatis, con tanta necesidad como hay.
    En fin, cada vez entro menos en los blogs de moda, no sirven para nada y encima te echas un cabreo encima por ver tanta insolidaridad explícita.

    • m dice:

      María, creo que exageras. Yo llevé brackets y me costaba 70€ al mes. No digo que a todo el mundo le sobren 70€ al mes, pero no me parece que sea ‘insolidario’ ni alejado de la vida real. Y a la vista está que muchos niños, adolescentes y adultos los llevan, o sea que está al alcance de muchas familias. Dicho esto, lamento mucho que en tu caso no sea así, pero no creo que dejar de publicar informaciones vaya a resolver el paro o el empobrecimiento de la sociedad española. Un saludo.

    • Ainho dice:

      Recuerda que el pago se puede hacer parcialmente en la mayoria de los casos, yo llevo invisalign y todo el tratamiento me cuesta 4.800€. Pero voy pagando cada mes poco a poco y no trabajo para nada en una revista de moda. Trabajo a jornada parcial y me lo he podido permitir! Es caro sí, pero tampoco una cosa imposible solo accesible para famosas.

    • Cristina dice:

      Hola. Entiendo que a veces leer estas cosas, cuando una persona no puede permitírselo, puede molestar, pero creo que has sacado las cosas un poco de quicio.

      Yo me voy a poner brackets en octubre y he optado por lo más barato porque no me puedo pagar más. Y me va a costar poco más de 2.000 euros. Claro que no todo el mundo puede pagarlo, pero creo que hay muchas personas que se gastan el dinero en otras cosas, mucho menos importantes, y para mí esto es muy importante porque no sólo es una cuestión de estética, sino sobre todo de salud. De estética, pues mira, después supongo que quedaré mucho mejor, pero me voy a pasar mínimo un año y medio con toda la boca llena de alambres… Y no estoy casada ni tengo novio.

      Resumiendo, que entiendo un poquito tu postura pero por otro lado creo que debemos respetar y entender que hay personas, como yo, a las que esta información nos viene bien, y no porque nos sobre el dinero, todo lo contrario, sino porque ya que me voy a tener que quitar de otras cosas (que otras personas no se quitarán) quiero saber y hacerlo bien.

      Un saludo.

    • Pilar dice:

      María, querida populista, no debes de haber estudiado económicas precisamente, porque este tipo de consumos son los que más empleo directo e indirecto generan.
      Hay que gente que no tiene ni para comer, pero gracias a la gente que sí puede pagar los aparatos de 4.000 euros hay dentistas que compran materiales a laboratorios donde trabaja gente que a su vez si gana, consume. Hay recepcionista que coge las citas del dentista, hay una señora de la limpieza que pasa por la consulta a diario a limpiar, … en fin María, lo que es la economía.

    • fer dice:

      ¿Si no entras como es posible que comentes? ¿y crees que nos interesa mucho que comentes tus opiniones y miserias personales? cuanta gente conozco que no se lo pueden permitir y luego me llevan unos coches….. en fin, no es para nada alejado de la realidad, claro los alejados de la realidad son ese % de población marginal. a mi me ha servido este post, luego he llevado brakets normales y despues invisalign, con éxito, me ha resultado muy comodo y me ha salido por unos 4mil,

  • Pilar dice:

    Hola Cristina!
    Me encanta el post y más a tiempo, imposible. He tenido la primera consulta con el Doctor Canut. Y he tenido más primeras consultas con otros dentistas para lo mismo y no hay comparación. Además de la profesionalidad, lo que controla la materia, personalmente es un encanto.
    En mi caso respiro más por la boca de lo que debería y eso ha hecho que tenga el arco estrecho y apiñamiento. Y Canut me ha comentado que me ampliará el ancho del arco, la sonrisa.
    Gracias por todos los datos porque son muy útiles cuando estás en fase de decidir método.
    Un abrazo fuerte, y enhorabuena por tu libro que me está ayudando mucho también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *