THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
MENÚ
20 febrero 2017
Por qué tengo los dientes tan blancos
por Cristina Mitre

Tiene gracia que os hable de mis dientes, blancos y alineados, en el mismo momento que tomo un ibuprofeno por lo mucho que me duele la boca. La semana pasada me quitaron una muela, porque tengo que ponerme un implante. Será el cuarto. Mi círculo sabe lo mucho que he sufrido con mi boca. Los dos últimos años han sido particularmente horribles por culpa del estrés y el bruxismo (apretar los dientes como si no hubiese mañana), así que, antes de entrar en materia de por qué están tan blancos, varias recomendaciones.

Invierte en tu salud bucodental sobre todas las cosas. Deberías hacerte una limpieza cada seis meses y, además del cepillado, no olvides usar hilo dental. Además, yo utilizo un irrigador bucal, para limpiar bien los implantes y llegar a todas la muelas. Tengo la boca bastante estrecha y de esta forma me aseguro de llegar bien a todas las zonas. Mi próxima inversión va a ser un cepillo eléctrico con sensor de presión, porque a veces se me va la mano y se me están retrayendo un poco las encías, por apretar con fuerza mientras me cepillo. Una vez más, la ansiosa que hay en mí hace acto de presencia.

www.aitoraudicana.com

En la imagen, el irrigador bucal de Waterpik. Tengo el modelo de viaje y lo podéis encontrar en la Farmacia Goya 19. Férula de descarga para correr, que me hizo mi dentista el Dr. Javier Canut, y los geles y la pasta blanqueadora de Opalescence que utilizan en la Clínica Rosales.

Si tienes niños debes ser como el rayo que no cesa con el cepillado de dientes. A este paso, mis sobrinos me van a coger tirria porque no les dejo comer ositos Lulú y, en más de una ocasión les he obligado a levantarse de la cama para que se lavasen los dientes. Creo si yo me hubiese cepillado bien los dientes de niña, a estas alturas no habría perdido ya varias piezas dentales. Además, debo tener la saliva más ácida y corrosiva del planeta pero, en mi caso, una deficiente limpieza unida a mi terror al dentista hicieron el resto. Cuando tenía un dolor de muelas aguantaba como una jabata, porque me daba tanto pavor ir al dentista que recuerdo intentar aliviar el dolor haciendo gárgaras con whisky (y a escondidas). Lo cierto es que las tres endodoncias que tenía hechas, con el paso de los años, han terminado en implantes.

El lunes pasado me quité una corona que estaba ya muy desgastada y lo que quedaba de muela presentaba tal mal estado que he decidido decirle adiós antes de tiempo. He preferido hacerlo ahora, porque corría el riesgo de tener una infección y, con Boston en el horizonte, no me podía permitir tener un dolor de muelas inoportuno. Así que, aquí estoy tecleando sobre mis blancos dientes mientras espero a que el ibuprofeno me haga efecto. Moraleja: las apariencias engañan.

Pues sí, tengo una boca que estéticamente da el pego, aunque cuando la abro es otra historia. Ya os conté por aquí que llevé ortodoncia (hay fotos del antes y el después) y, ahora, descubrimos el enigma de mi blanco dental. No me he hecho otra cosa que un blanqueamiento en consulta y con férulas. Es decir, en el dentista te hacen un “concentrado” (un tratamiento) y, luego, lo sigues en casa con unas férulas y unos geles de peróxido de carbamida. El primero lo hice hace más de diez años en la Clínica Rosales, expertos en estética dental y grandes profesionales, y el segundo estas Navidades, aquí en Lisboa, cuando me tuve que cambiar dos coronas que se me habían roto ¡de tanto apretar los dientes! y así aprovechaba para dar un tono uniforme a toda la boca. Si estáis por Lisboa, os recomiendo el Instituto de Implantología, super profesionales también.

Como seguro que os surgen dudas, le he enviado a Dory Sánchez de la Clínica Rosales las más comunes para que nos las responda. ¡Disparo!

¿Es malo para el esmalte de los dientes el blanqueamiento?

“Un diente es una masa de dentina recubierta por una cáscara de esmalte. El color del diente está en un 90% en la dentina y no en el esmalte, que contribuye en muy poco al color del diente salvo que esté manchado. Por tanto, el objetivo de un blanqueamiento es blanquear la dentina. Cuando se alcanza, la dentina tarda muchos años en volver a oscurecerse . En cambio, el esmalte sí puede mancharse pero, con una sencilla limpieza profesional, conseguiremos que el blanqueamiento vuelva a lucir en todo su esplendor ya que  la dentina sigue estando blanqueada”.

¿Cuál es el sistema más efectivo?

“Recientemente, ha quedado establecido en la comunidad científica odontológica que la mejor forma de conseguir blanqueamientos que perduren a lo largo de los años (entre 7 y 10 años ) es ampliando el  tiempo de contacto con la dentina de las sustancias blanqueadoras. Esto, en la práctica, se traduce en hacer dos o tres sesiones en clínica de aproximadamente 40 minutos de duración cada una, potenciadas con lámpara led. Estas sesiones se acompañarán del uso nocturno de los moldes flexibles cargados con gel blanqueador, durante tres o cuatro semanas. A veces, sin embargo, cuando la coloración es poco acentuada, basta con una sola sesión en clínica y 12-14 noches, para conseguir buenos resultados”

¿Da sensibilidad?

Puede  suceder en algunos casos durante el tratamiento (nunca después de finalizado), pero se atenúa en gran manera gracias a la incorporación de nitrato de potasio y flúor en la formulación de los geles utilizados para los blanqueamientos”.

¿Cuáles son las sustancias que más manchan los dientes?

El té, bastante más que el café. Además,  el zumo de granada, el hierro, la salsa de soja, el vinagre balsámico, el vino tinto y algunos complementos alimenticios muy de moda hoy día. También mancha los dientes la clorhexidina que incorporan algunos colutorios y pastas de dientes“.
¿Cuántas veces podemos repetir un blanqueamiento?

“Si un blanqueamiento está bien hecho (cuando hemos blanqueado la dentina en todo su espesor y no solo el esmalte superficial), puede durar 10 años o más, de tal manera que el blanqueamiento de fondo persiste largo tiempo y solo podrá alterarse el color de la capa de esmalte, algo que será muy fácil de revertir con una limpieza profesional. Si se tienen hábitos alimentarios muy cromógenos, quizás sea necesario, además de la limpieza, volver a utilizar los moldes con los geles durante dos o tres noche a lo sumo. Tras hacer este simple mantenimiento, el blanqueamiento volverá a ser el del primer día”.

¿Cuál es la sustancia que se utiliza para blanquear los dientes? y ¿en qué concentración?

“Las sustancias que se utilizan para blanquear los dientes son peróxidos de hidrógeno o de carbamida a partir de los cuales se libera oxígeno naciente que es el que blanquea el diente. Las concentraciones variables son decisión del profesional según el motivo de la tinción y la evolución del caso”.
¿Sirve un dentífrico para blanquear los dientes y los kits de blanqueamiento para hacer en casa ?

No. El blanqueamiento tiene contraindicaciones, a veces importantes, que solamente puede valorar un profesional. Además, la eficacia blanqueadora es muy distinta”.

¿Cuál es la diferencia entre usar una lámpara de LED y un láser?

“Son dos modos diferentes de intentar potenciar el blanqueamiento. Nosotros utilizamos lámparas led (luz fría)”.

Espero que os haya resultado útil, os recuerdo que mañana a las 21.15 os espero para hacer un directo desde mi baño por el Stories de mi cuenta de Instagram.

sacad agendas

Fotos: Sebas Romero y Aitor Audicana.

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios
  • noelia dice:

    Yo me lo hice, en una clonica dental fabulosa. 3 sesiones con lampara de Led y el dolor y la sensibilidad ( q ya yo tengo bastante) era tan grande en los 2 dias posteriores q creo q es el unico tratamiento q no voveria a reperir y eso q to tengo bastante aguante para el dolor . Espero q hagan nuevas tecnicas indoloras pronto. bss

  • Al parecer nos damos cuenta que no tenemos una boca bonita y saludable, cuando ya es tarde. Somos asi, reacios a cuidar algo tan visible ,tan natural como nuestra sonrisa , nuestra boca…después queremos ocultar nuestro aspecto porque sabemos que no esta igual que en otras personas. Cuidate mucho, cuida tu alimentación, cuida tu salud y también cuida de tu boca.

  • Ali dice:

    Esto es como lo de que todas las cosas ricas engordan. Las cosas que manchan los dientes molan!, ¿vino, té, salsa de soja?, buaaaaa.

  • Ane dice:

    Se te olvidó decirnos lo màs importante: el precio, para poder hacernos una idea…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *