THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
MENÚ
11 junio 2013
Sí, confieso
por Cristina Mitre

Sí, confieso que he usado crema de zanahoria (incluso en la cara) y he tomado rayos UVA. Lo sé, un horror. Creo que antes de los 20 ya había consumido todo mi capital solar. Sin embargo, desde hace muchos años intento redimir mis pecados con una buena estrategia solar: SPF a diario (sí, en invierno también) y buenas dosis de antioxidantes tópicos. En mi casa me conocen por ser el azote de la protección solar, muchas veces en la playa tengo que ponerme freno porque iría de toalla en toalla confiscando cremas y aceites de SPF6.

Ahora quemarse bajo el sol tiene delito, porque son muchas las campañas de concienciación, como la del Euromelanoma, que arrancó hace un mes. Sin embargo, en nuestra cultura mediterránea está tan arraigado el “moreno”, el famoso “morena estás más guapa” que es difícil cambiar conceptos. Podría daros varias estadísticas, como que entre el 50-90 % del cáncer de piel es debido a una excesiva exposición a la radiación UV y, sin embargo, sólo el 14,81 % de los españoles usa crema solar durante todo el año.

Como no sé si los datos son tan efectivos para que me hagáis caso, mi objetivo hoy es desmontar mitos, responder a algunas dudas que me habéis enviado y, sobre todo, daros unos consejos sencillos para que no os dejéis la piel, ni la salud, en el intento de estar bronceadas.

¿Sabes cuál es tu fototipo?

Aquí os propongo el juego del quién es quién. Y tú, ¿de qué tribu eres?

fototipos

Fototipo I Piensa en la piel de las actrices Jessica Chastain o Julianne Moore.
Fototipo II Un buen ejemplo sería la actriz Diane Kruger.
Fototipo III La piel de porcelana y la piel clara de la actriz María Valverde.
Fototipo IV Aires latinos, a lo Jennifer López.
Fototipo V Mónica Cruz.
Fototipo VI La diosa de ébano, Naomi Campbell

¿Hay un bronceado seguro?

“La melanina es la mejor protección solar que existe, por eso los pacientes con fototipo oscuro (IV-V) poseen una protección natural frente a las agresiones de la radiación solar y no necesitan tanta protección extra. Para un fototipo III-IV ponerse moreno es un mecanismo de defensa de la piel para evitar el daño de la radiación ultravioleta sobre la piel y sobre el cuerpo. Por lo tanto no es peligroso sino todo lo contrario. Sin embargo, este bronceado debe adquirirse con sentido común. Por ejemplo, nunca con exposición entre las doce y las cuatro de la tarde en verano. La exposición debe ser gradual y con filtros superiores a 30 SPF de 10 a 12 y de 16 a 18h. Antes de las 10 de la mañana y después de las 18h, un fototipo III-IV puede no necesitar filtro si ha adquirido un bronceado saludable. Los fototipos I-II sólo pueden exponerse al sol sin filtro antes de las 9 y después de las 19. De esta forma, podemos obtener los efectos beneficiosos del sol como sus efectos antiinflamatorios, sobre el acné o la dermatitis, la síntesis de la vitamina D, la regulación sueño-vigilia (melatonina), etc”, explica la Dra. Virginia Sánchez, dermatóloga del Hospital Universario Sanchinarro.

En verano, si mi maquillaje o crema incorpora un SPF 25 es suficiente, ¿Deberíamos aplicar sobre ese producto un factor de protección más alto?

“En invierno sí que es suficiente. En verano, mejor poner una base de SPF 30-50 y encima el maquillaje otra opción es aplicar maquillajes con SPF 50”, recomienda la Dra. Virginia Sánchez, dermatóloga del Hospital Universitario Sanchinarro.

A diario para ir a la oficina, hay mujeres que aplican la protección solar y luego se maquillan. ¿Es necesario replicar crema a lo largo del día?

“En invierno no es necesario reaplicar la crema. En verano, si salen a comer a una terraza a mediodía creo que lo mejor opción es replicar un maquillaje con protección solar”, añade la doctora Sánchez.

Un par de consejos para acertar con la compra del filtro solar…

“Si te maquillas encima del filtro, es importante que la protección sea de fácil y rápida absorción (emulsión, gel o fusión gel). Si tienes la piel seca mejor la textura en crema, si por el contrario es grasa, es mejor optar por fórmulas oil-free o con acción matificante. Tenemos la suerte de que, ahora, hay múltiples opciones y todas ellas son buenas. ¿La clave? probar una muestra antes de comprar”, explica la doctora.

¿Mejor usar un SPF treinta o cincuenta?

“En realidad, no hay mucha diferencia en cuanto a la protección que aportan frente al sol. Además, los filtros de 30 son más baratos que los de 50. Es posible que el cumplimiento sea mejor con el filtro de 30, pero ésta es sólo una impresión personal, sin evidencia científica. De todas formas para fototipos I-II nunca menos de 50”, dice la Dra. Sánchez.

Aquí te dejo unos mandamientos solares para que los apendamos y recitemos como el Padre Nuestro. ¡Apunta!

Nunca tomaré el sol entre las doce y las cuatro de la tarde.

Nunca expondré a los niños menores de un año al sol. Además, recuerda que a los bebés menores de un año no se les puede aplicar crema solar.

Nunca tomaré el sol en una cabina de rayos UVA. Y para las que les gusta darse unos “ratitos” antes del comienzo del verano, un consejo: NO LO HAGAS. La OMS (Organización Mundial de la Salud) ha equiparado el riesgo de tomar rayos UVA con el consumo de un cancerígeno como el tabaco.

No existe la protección total. Un SPF 20 te protege hasta un 85 %; un 30, hasta un 90, y un 50, hasta un 89 %.

Sé generosa al aplicar la crema. En todas las partes del cuerpo y en la cantidad suficiente para que cubra de manera uniforme. Más o menos el tamaño de una nuez grande, para cara, cuello y escote y otras seis para el cuerpo. Sin olvidar los hombros y los empeines.

Recuerda que la protección solar funciona como un medicamento. Para que haga efecto aplícala 30 minutos antes de exponerte al sol. Mejor hacerlo en casa y desnuda para que no te dejes ninguna parte del cuerpo sin cubrir (axilas, nuca, orejas, “canalillo”…)

Si al terminar el verano te queda crema en el bote es que no has hecho bien los deberes. Para que la protección aguante mejor, no dudes en guardarla en la nevera.

La mejor crema antiedad es un buen SPF. Lo dicen todos los dermatólogos a los que he entrevistado y si todos están de acuerdo por algo será.

Aquí os dejo cuáles son mis opciones diarias para el rostro.

SOLARES-ROSTRO-WEB

Para diario altermo Day Wear de Estée Lauder (35 €) y UV Essentiel de Chanel (49 €). Las aplico después de la crema hidratante y antes de maquillarme y, aunque dan un poco de brillo (la de Chanel sobre todo así que ten cuidado en no pasarte con la cantidad), se absorben enseguida. Otro truco: en el coche llevo muestras de protección solar por si no me da tiempo (o me olvido) de aplicarme el SPF en casa. Nada como un buen atasco para terminar de hacer los deberes beauty. Luego, me maquillo en la oficina. Anthelios de La Roche Posay (18,15 €) es mi opción si salgo a correr. Ésta nueva versión, efecto seco, es espectacular para pieles grasas, porque se seca enseguida y no hay rastro de brillos.

Ya sabéis que me gustan mucho los aceites, así que este verano me apunto a la protección solar en esa textura. Mis próximos básicos: Soleil Protexion + SPF 30 de Roc (18,50 €) y Anthelios SPF 50, de La Roche Posay (23,50 €).

solares-aceite-web

Otra muy buena opción para las que nos gustan las actividades en la playa son las prendas que incorporan filtros solares, como los divertidos diseños de It’s love the sun, que tienen una colección para toda la familia. Un filtro UPF80 (filtra la radiación hasta 8 veces más que una camiseta normal de algodón), garantizado de por vida, tanto en seco como en mojado.

itslovethesun-webCamiseta Red Coral de It’s love the sun, 50 €.

Espero que os haya resultado útil. Ya sabéis que podéis seguirnos en Twitter (@thebeautymail) en nuestra página de Facebook y en Instagram (@thebeautymail). Stay tuned!

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *