THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
THE BEAUTY MAIL. Cristina Mitre
MENÚ
11 junio 2019
Vitamina D, protección solar y ejercicio
por Cristina Mitre

Según se desprende del último informe Heliocare “Buenos hábitos al sol” de Cantabria Labs solo un 12 % de la población utiliza fotoprotección todo el año, a pesar de que el 95 % es consciente de que los malos hábitos al sol pueden derivar en cáncer de piel. Y seguro que si preguntásemos a los que hacen deporte al aire libre si se protegen del sol, el porcentaje sería, si cabe, aún más bajo, porque aunque las fórmulas de protección solar son cada vez más cosméticas, e incluso, resistentes al sudor, es aún un producto estacional, asociado a los días de playa y piscina.

Por eso, en colaboración con Cantabria Labs* y con motivo del lanzamiento de su nuevo solar, Heliocare 360 Water Gel, quiero hablaros de protección solar, ejercicio y aprovechar, además, para despejar algunas dudas sobre la vitamina D. Para ello, cuento con la ayuda de una voz experta, la de la Dra Mayte Truchuelo, dermatóloga de la Clínica Grupo Pedro Jaén y del Hospital Vithas Nuestra Señora de América (Madrid) y experta, además, en dermatología estética.

Protección solar y ejercicio al aire libre

Además, de protegernos frente a la radiación UVA y UVB ¿qué más tiene que ofrecer un protector solar a un deportista?

“Tiene que ofrecer protección frente a la radiación infrarrojo y visible por estar implicadas, también, en el envejecimiento cutáneo. Además, debe ser bien tolerado y con filtros que no produzcan picor ocular. También, debe ser ligero para permitir una sudoración natural y no hacer, así, efecto oclusivo. Un complemento de protección muy bueno en los deportistas son, además, los fotoprotectores orales”.

Ejercicio al aire libre y polución

Si corremos o hacemos deporte al aire libre, ¿cómo podemos protegernos de la polución? ¿Cómo afecta a la piel? 

“Se ha demostrado que la contaminación, además, de ensuciar la piel puede influir en la aceleración del envejecimiento cutáneo, porque las micropartículas ambientales y otros contaminantes, como el dióxido de nitrógeno, actúan negativamente sobre nuestra piel mediante distintos mecanismos. Por un lado, aceleran el estrés oxidativo de la piel, que está implicado en el envejecimiento, y la producción de metaloproteinasas, unas enzimas que degradan la dermis y, así, se pierde elasticidad y firmeza cutánea.  Además, pueden activar el receptor Ahr (aryl hydrocarbon receptor), una proteína presente en distintas células humanas, como las de la piel, y que acelera el envejecimiento cutáneo (arrugas, inflamación, manchas, etc.)».

protección solar deporte

Desde el pasado mes de febrero, estoy probando a diario Heliocare 360 Water Gel 50+, una fórmula que me parece fantástica para hacer ejercicio porque no pica los ojos. Y os prometo que en Dubai sudo modo “cataratas del Niágara” cuando salgo a correr. La fórmula es tan hidratante que no necesito usar ni serum, ni crema hidratante debajo, porque Heliocare 360 Water Gel 50+ incorpora arginina, ácido hialurónico y una red de biopolímeros, que ayudan a retener mejor el agua en el interior de la piel. Lo aplico tras limpiar la piel, tanto para hacer deporte, como para uso diario o cuando voy a la playa, muchas veces como único producto de mis rutina de día. Un todoterreno.

Duda habitual: qué pasa si corremos o hacemos deporte en un gimnasio con grandes ventanales, ¿hay que usar SPF?

“La radiación UVA atraviesa los cristales y esta radiación es responsable del envejecimiento cutáneo (aparición de arrugas, manchas, etc) y, también, en cierto grado está implicada en el desarrollo de cáncer cutáneo. Por tanto, sí deberíamos usar un filtro solar que proteja frente a los rayos UVA cuando hagamos deporte en gimnasios con grandes ventanales”.

Vitamina D y protección solar

Con toda la controversia que hay alrededor del déficit de vitamina D ¿no sería indicado ir sin protección cuando hacemos deporte? 

Debemos protegernos siempre que hacemos deporte, porque la exposición solar es acumulativa y sin protección incrementamos el riesgo de cáncer de piel. Muchos pacientes, aún usando protección solar, tienen niveles adecuados de vitamina D. Aquellos que tienen déficit puede ser, también, por un fallo en su síntesis y en algunos casos, aún con una exposición solar sin protección, continuaría siendo deficiente. Por ello, está justificada siempre la protección solar y en los pacientes con déficit de vitamina D se aportan suplementos orales para reponer esos niveles».

Waterproof y water resistan

Si hacemos deporte en el agua, ¿qué fórmulas son más resistentes? 

En el agua hay más riesgo de quemadura por la reflexión de la luz y porque al estar más frescos no sentimos el calor de la radiación. Hay que recordar que los dermatólogos recomendamos la reaplicación del filtro solar tras los baños, incluso, aunque el producto sea resistente al agua. Cuando en el envase de un filtro solar vemos que pone resistente al agua quiere decir que ha sido tratado para ello pero dicha protección está limitada tanto por la duración del  baño, como el tipo de piel y, además, las condiciones pueden variar. Por eso, es mejor reaplicar después del baño y, en este caso, también es interesante complementar con fotoproteccion oral”.

¿Me sirve mi crema hidratante con SPF como protector frente al sol cuando hago deporte?

Si la crema hidratante tiene un filtro solar 50+ sí que serviría siempre que sea una hidratante ligera para evitar el efecto oclusivo que comentábamos”.

Aunque cada uno hace deporte cuando puede, teniendo en cuenta la radiación ultravioleta, ¿qué horas son las menos adecuadas para la práctica deportiva al aire libre y por qué?

“Las horas menos adecuadas son las centrales, porque la radiación solar es más intensa y, así, tenemos mayor riesgo de quemadura. Además, hace más calor y aumenta la probabilidad de deshidratación, hipotensión, etc.”. 

Heliocare 360 Water Gel

 

Heliocare 360 Water Gel 50+ tiene una  textura, en forma de gel acuoso, que hidrata pero sin dejar la piel brillante y, además de proteger frente a la radiación UVA, UVB, infrarroja y luz visible, contiene Fernblock+®, un complejo antioxidante exclusivo de Cantabria Labs a base de extracto de Polypodium leucotomos, un helecho procedente de América Central y que previene el daño solar (hiperpigmentación, arrugas, sequedad). Quizá lo más interesante de esta nueva fórmula son las enzimas que incorpora: las glicosilisas, que reparan el daño que se produce en el ADN celular y mitocondrial a causa de la radiación solar. Aunque se trata de un protector solar es, además, una fórmula antiedad fantástica. Por eso, tras la limpieza, podrías usarlo en tu rutina de cuidado diario como único producto de tratamiento, porque hidrata, repara y protege del sol. Precio 29,50 €.

Piel y sudor

Después de hacer deporte, ¿hay que limpiar la piel con un producto específico? ¿A la piel le gusta el sudor?

“El sudor puede ser responsable de irritaciones cutáneas, sobre todo, en zonas de pliegues, e incluso, favorecer la sobreinfección por hongos, por ejemplo, en los pies. De hecho, se llama ‘pie de atleta’ a la típica infección por hongos que presentan deportista con sudoración del pie. Por tanto, es importante limpiar la piel después del ejercicio. En general, lo adecuado sería una ducha con agua templada y con jabones suaves con pH 5.5 y, después, secar bien e hidratar a continuación, tanto cara como cuerpo”. 

Granos en la espalda y por qué nos ponemos rojos al hacer deporte

Tengo granos en la espalda, ¿puede estar relacionado con el ejercicio? ¿Qué puedo usar para tratarlos/evitarlos?

“Puede que el sudor tapone las glándulas sudoríparas. Es lo que se conoce como miliaria o sudamina. Otros granos pueden deberse al uso de ropa deportiva con fibras sintéticas que nuestra piel no tolera bien. Para evitarlos, se recomienda utilizar ropa que transpire y ducharse inmediatamente al acabar de hacer ejercicio. Se aconseja, además, usar algún spray antiséptico que favorezca la limpieza y prevenga la inflamación de la zonas de la espalda, donde hay una mayor producción grasa”.

Doctora, me pongo roja cuando hago deporte ¿eso es malo? ¿Por qué ocurre? 

No es malo, pues es un mecanismo que tiene nuestra piel para favorecer la eliminación de la temperatura corporal. Ocurre porque se abren los vasos periféricos de la piel (vasodilatación) y, al estar más abiertos, permiten la disminución del calor corporal y con ello se evita la hipertermia (exceso de temperatura corporal) que podría tener consecuencias negativas para la salud”.

protección solar deporte

Recuerda que tan importante es usar protector solar como aplicar la cantidad adecuada… ¡y reaplicar! ¿Cuánto hay que usar? Los protectores solares se testan en condiciones de laboratorio y para lograr la protección que especifica el producto debemos utilizar el equivalente a 2 mg de producto por centímetro cuadrado de piel. No hace falta que saques la regla. Quédate con esta medida: aplica el protector a lo largo del dedo índice y corazón y esa es la cantidad que necesitas para cubrir todo el rostro, vamos, el equivalente a una cucharita de café. Y recuerda, los protectores solares se degradan con el paso del tiempo (aunque no te dé el sol) así que es necesario reaplicar. 

Fotos: Silvia Domínguez.

*ESTE POST ES UNA COLABORACIÓN JUNTO A CANTABRIA LABS

Ver Comentarios
Ocultar Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *